Nací en Elche y el mismo día que cumplí dieciocho años decidí mudarme a Madrid, a una casa diminuta entre Lavapiés y La Latina, donde empecé a descubrir los matices de una vida cosmopolita e independiente. Allí estudié arte dramático, locución y doblaje.

Mi idea era organizar eventos relacionados con el ámbito artístico, por eso cuando terminé mis estudios volví a Elche, donde realicé un master de protocolo y organización de eventos. Allí nació mi primera empresa: Evenlastic Eventos.

Durante mis primeros años fue genial, sin embargo me di cuenta de que necesitaba una estrategia online para que el negocio funcionara correctamente. Por este motivo empecé a formarme en marketing digital y gestión de redes sociales, quería planificar yo misma las técnicas necesarias para conseguir clientes, y entonces descubrí otra de mis grandes pasiones.

Quiero conocer Evenlastic Eventos

Y de repente… el mundo guardo silencio para siempre

En mi viaje como emprendedora he atravesado muchas etapas, y no todas buenas por supuesto, sin embargo me he vuelto a levantar una y otra vez, de manera que actualmente puedo decir que he aprendido a gestionar una empresa desde cero. Aunque todavía me queda mucho por aprender y estoy segura que muchos obstáculos que sortear, puedo explicarte cuales han sido mis errores y la forma en la que he gestionado mis empresas durante todo este tiempo para ayudarte, si lo consideras necesario, con mi experiencia.

Por si todo esto fuera poco, mientras yo luchaba por emprender cada día, una enfermedad degenerativa que se llama otoesclerosis múltiple se iba apoderando de mi audición y actualmente tengo una pérdida prácticamente total en mis dos oídos. Si alguna vez me llamas y no te contesto no pienses que no te quiero saludar 🙂

Así que he tenido que reinventarme de nuevo, por esta razón y añadiendo que cada vez más mujeres me pedían ayuda para enfocar sus empresas decidí, con todo el dolor de mi corazón despedirme de la organización de eventos como lo conocía hasta ahora y crear una nueva versión de mi misma: una revista digital sobre producciones artísticas y organización de eventos evenlasticeventos.com y una empresa de formación digital para emprendedoras albabonet.com. Realicé otros dos masters para sentirme segura en este nuevo proyecto: marketing y comunicación corporativa y social media manager.

La vida es un regalo

Esto no es lo que he pensado siempre, ya que no escucho las conversaciones con mis amigas o el llanto de un bebe, una de las razones por las que he decidido no tener hijos, pero un día decidí cambiar este pensamiento. Me sentía muy sola en el ámbito profesional, y quería apoyarme en un equipo de emprendedoras con el que pudiera compartir el esfuerzo, el afán de superación, además de las alegrías y las penas de la vida emprendedora. Así que nació la escuela online #latribudigitalcreativa, un poblado virtual donde nuestra premisa es formar una comuniDAR donde creemos sinergías y colaboraciones que nos ayuden a avanzar.

Quiero conocer #latribudigitalcreativa

¿Hacía dónde voy ahora?

Actualmente estoy en un punto muy interesante en mi vida ya que toda esta evolución me ha llevado a impartir cursos de formación personalizados sobre redes sociales, a personas emprendedoras que necesitan ayuda con sus proyectos. Me siento una persona muy afortunada porque a pesar de no tener audición, me apoyo en mi familia y amigas para salir adelante.

Sigo formándome en campos relacionados con el marketing digital, ya que considero que tengo que estar en constante evolución para poder ofrecer un servicio de formación de calidad. Después de mi último máster en marketing digital, realice mi TFM (trabajo de fin de máster) sobre el mundo Influencer, especializandome en cómo dar los pasos necesarios para convertirte en una marca de influencia en redes sociales.

Mi primer objetivo es ayudar a muchas personas a emprender, siempre he pensando que si hubiera tenido más ayuda cuando empecé, hubiera dado menos pasos equivocados. Y mi segundo objetivo, viajar. Quiero dar la vuelta al mundo sin preocuparme de la economía, de hecho me gustaría de aquí a cinco años impartir las mentorías a través de mi portátil viajando alrededor del mundo. Estoy segura de que será posible en menos de cinco años, porque soy de las que piensan que cuando plantas una semilla y trabajas en su crecimiento, la planta siempre alcanza su madurez.

¿Colaboramos?

Llámame romántica pero sigo creyendo que colaborar es la clave del éxito para ambas partes. Escríbeme y seguro que encontramos una forma de crear una sinergia.